Trastorno bipolar

El trastorno bipolar es el resultado de alteraciones en las áreas del cerebro que regulan el estado de ánimo. La persona con este tipo de enfermedad, presenta dos periodos, polos o fases: la Maniaca (o hipomaníaca) y la Depresiva.

Durante los períodos de manía (o hipomanía), una persona puede ser demasiado impulsiva y energética, con un sentido exagerado de autoestima, presentando algunas de estas características:

  • Pensamientos apresurados
  • Hiperactividad
  • Creencias falsas en habilidades especiales
  • Compromiso exagerado en las actividades
  • Delirios de grandeza
  • Incremento de la energ√≠a
  • Falta de autocontrol
  • Comportamientos precipitados
  • Hacer gastos exagerados
  • Incurrir en excesos de comida, bebida o consumo de drogas
  • Promiscuidad sexual
  • Deterioro del juicio
  • Tendencia a distraerse f√°cilmente
  • Poca necesidad de sue√Īo
  • Se irrita o agita f√°cilmente
  • Control deficiente del temperamento

La fase depresiva trae consigo sentimientos abrumadores de ansiedad, baja autoestima y pensamientos suicidas:

  • Tristeza permanente
  • Fatiga y desgano
  • P√©rdida de la autoestima
  • Sentimiento de desesperanza, culpa y falta de valor
  • Apat√≠a por las actividades
  • Trastornos del sue√Īo (somnolencia excesiva o incapacidad para dormir)
  • Trastornos en la alimentaci√≥n (p√©rdida del apetito y p√©rdida de peso o consumo exagerado de alimentos y aumento de peso)
  • Pensamientos recurrentes acerca de la muerte
  • Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones
  • Aislamiento
Compartir con:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn